Alimentación de los conejos de monte

Los conejos de monte son esencialmente herbívoros, aunque su alimentación se adapta en función de las características del ambiente en donde se desarrollan.

El aparato digestivo de los conejos de monte se caracteriza por realizar procesos de cecotrofia y coprografia, los cuales consisten en que los alimentos pasan dos veces por el aparato digestivo con la finalidad de tener un mayor aprovechamiento de lo ingerido. Este mecanismo es ideal cuando el ambiente no presenta alimentos en abundancia o la calidad del alimento que se encuentra es muy pobre. De esta manera, a diferencia de otros herbívoros, con la misma cantidad de alimento ingerido, su aprovechamiento del mismo aumenta.

La coneja de monte varía su alimentación según esté en período de gestación o no, ya que requiere alimentos con contenido alto en agua cuando deben lactar a los gazapos. En cambio, cuando están en período de reproducción su alimentación deberá ser más rica en proteínas, ya que en función de la alimentación de la coneja, ésta comenzará o no a ovular.

Cuando la coneja no mantiene una buena alimentación durante las semanas de gestación o cuando se encuentra sometida a situaciones de estrés, su organismo es capaz de absorber de manera natural los nutrientes del feto para preservar su propia salud. Esto puede ocurrir aún cuando el feto se encuentre al 75% de su desarrollo.

La gestación de las conejas de monte se puede repetir varias veces en el mismo año por lo que su tasa de reproducción es muy elevada. Pero esta se ve neutralizada o equilibrada con la alta tasa de mortalidad que padecen, bien sea por algún tipo de enfermedad, por la caza de los humanos o por depredación de otros animales. Cuando al menos 40 individuos llegan a ocupar una hectárea de terreno, se les puede catalogar como plaga.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *